¿Cuánto cambiamos?


Ayer llegué a mi casita, con mis padres. Esta mañana, me ha dado por echar un vistazo a una carpeta que guardaban mis padres con cosas que yo hice en preescolar, cuando tenía 4 o 5 años. Me ha sorprendido ver que en realidad, hay algunas cosas en mí que no han cambiado. De hecho, hay alguna que alguna vez he intentado cambiar, y que ya entontes tenía... Por ejemplo:
Es ordenado con sus cosas y con el material de clase: Sí Termina las tareas que inicia: A veces Tiene un ritmo espontáneo natural: Muy, muy lento Elige una actividad y organiza todo lo que le sirve para acabarla: Sí, que le de tiempo a acabarla ya es otra cosa ... Tiene muy buena capacidad para el trabajo pero su ritmo tan lento le impide desarrollar más. Así todo ha adquirido un nivel de maduración muy bueno. ...Relación con el profesor ...Otras: Es cariñosa y mimosa ... Se muestra demasiado sumiso: Algunas veces ... Le gusta participar en todo tipo de juegos, pero sobre todo que sean tranquilos (juegos de mesa, juegos lógico matemáticos)

Realmente me siento muy identificada en lo que leo en esta evaluación de infantil. Me pregunto qué otras cosas de mí serán difíciles o imposibles de cambiar...

De momento, me voy a dar un poquito de prisa... a ver si termino lo que tengo que hacer.

Muás


1 comentarios:

lamotta dijo...

Una ex-amiga decía que no cambiamos nada, pero yo opino más a menos lo contrario (aunque sí que hay ciertos rasgos de la personalidad que permanecen...)
Muxutxus

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios