Adieu, Pandora



Entonces, Corto Maltes se queda mirando a Pandora, arriba de un bote, al lado de un barco.

En los ultimos meses ha habido muerte, pirateria, traiciones, reencuentro, desencuentro, tragedia tan inevitable como el llamado del honor, sueños que parecen reales... Corto Maltés, a fin de cuentas.

Pero ahi esta Corto junto a Pandora, porque la ha mirado desde que la conocio, durante meses, y ahora ella se va a ir, de vuelta a su mundo, de vuelta a la aristocracia.

Es ahi cuando Corto le dice:

- Estás muy bonita. Me recuerdas a un tango de Arolas que escuché en Buenos Aires, en el bar de la Parda Flora.

- Será porque me parecía a alguna que había allí.

- Precisamente porque no te pareces a ninguna, me gustaría encontrarte en todas partes.

- ...

- ...

- No voy a ir con usted, Corto Maltés.

- Ya lo sé. Adiós, Pandora.

1 comentarios:

Oruga Azul dijo...

Este verano recorrí Venecia con la Guía de Corto Maltés n.n Es la cosa más friki del mundo, palabrita.

La verdad es que me toca hondo la escenita, y eso que no ha pasado nada que se le parezca (tal vez eso es lo peor)...

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios