Si dos personas se aman...

...se aman verdaderamente, pero por lo visto no hay manera de que congenien, ¿cuándo es el momento de decir "se acabó"?

Es lo que más me marcó de la película "The Mexican", un diálogo que no olvidaré. Creo recordar que un hombre le plantea esa misma pregunta a Julia Roberts. Ella se lía tratando de explicar ese momento en el que tienes la certeza de que por más que luches, es mejor abandonar la tarea de mantener a flote el amor.

Él, sin embargo, le dice que su respuesta es incorrecta. La respuesta a la pregunta es: Nunca.

Y que... ojalá la respuesta de él, sea la correcta...







Cuando era pequeña, tenía una curiosa costumbre. Todas las cosas nuevas, todas las cosas que más me gustaban, a la hora de ir a dormir, me acostaba con ellas en la cama. Si era ropa dormía con ella puesta, si era un juguete lo ponía en el suelo, en la mesita, o siemplemente a mi lado, en la cama. Sentía miedo de descubrir que, al despertarme, hubiese desaparecido. Quería comprobar que no era un sueño. Me despertaba y lo observaba, y sonreía, porque seguía ahí.

Supongo que es por eso que... quisiera pasar contigo todas las noches de mi vida.

5 comentarios:

Arancha dijo...

Pero qué preciosidades escribes a veces :-)

Un biquiño!

Oruga Azul dijo...

No sabes hasta qué punto entiendo esto...

Eowin14 dijo...

Y no sabéis cuánto me alegro de haberos llegado... :)

lamotta dijo...

A lo mejor es que no se aman de verdad. Pero vamos, que las variables y variantes pueden ser decenas de centenas, o sea, miles.
El texto muy bonito.
Muxutxus

Eowin14 dijo...

Sí, pero las decisiones se toman en el momento, según lo que sientes AHORA, y no lo que puede que sientas después.

El que no se amen de verdad no cambia la respuesta a la pregunta, porque es algo que el tiempo te desvela. Si, como dice la pregunta, dos personas se aman, se están amando, no deben dejar de intentarlo por esas variables externas. Si al final resulta que no era amor, se darán cuenta (o se dará cuenta uno de los dos) y pondrán fin a la relación. Pero ya no será porque no congenien, o porque lo externo, lo de fuera, esté poniéndoles las cosas difíciles.

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios