Zumo de estrellas


Si le sumas el gato negro, la luna, y el té de canela ("atardecer"), pues entiendes un poco de qué va últimamente mi estado de ánimo (estos dos días).

No. No es tristeza. A lo mejor Audrey lo llamaría "días rojos". O el relax que llega tras unos cuantos golpes de lucidez, de esa, de la que duele. Ya sabes... Quisiera exprimir cada estrella. Pero ni siquera las alcanzo. Y siento algo así como descontrol en el pecho. Que lo mismo son sólo estas malditas fechas... Pero no sé. Quisiera tomarme ese zumito mientras sigo aprendiendo de todo un poco.

No lo vais a entender, pero hoy he paseado un poquito entre los recuerdos de una estrella. A veces la veo reflejada en otras, y me entra una contradicción de ganas de sonreir y de llorar increíbles. Y me ayudan a imaginarme en otros tiempos que no llegaron a ser. Y me siento ahí solita en el universo. Eso ya me ocurre más a menudo. Pero tampoco es nada desgradable. Es... especial, porque sólo yo puedo ocupar ese espacio.

Sólo yo puedo ocupar ese espacio.

2 comentarios:

Oruga Azul dijo...

"-Permiso para ser asquerosamente meloso/moñas".
"Permiso concedido".

A veces nos perdemos buscando más allá de nuestras cabezas lo que tenemos en ellas, tal vez aún no te haya llegado la luz que tú misma desprendes, pero mi telescopio espacial me dice que anda por ahí.

No se cómo te habrás visto hasta ahora, pero con lo pesado que soy es difícil que alguien que me conozca se sienta solo. Para bien o para mal, es lo que hay.

Besicos fermosa.

PS. Si me lo pides, te cuento la historia del tesoro de la biblioteca.

Eowin14 dijo...

No me siento sola... es una soledad... filosófica. La conciencia de la soledad, del saberse.. ah, no sé, no estoy para explicarme... ¡cuéntame la historia!


PD: ¿te veo mañana en la facul? ¿hacen unas birras antes de ver a monedero? ji ji

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios