MIRA

Pocas personas han conseguido merecerse mi más profundo odio o rechazo, de todas las que se han cruzado en mi vida. Soy todo amor, como dice mi madre, pero no por eso imbécil. Y a veces, sin quererlo, también me lleva la rabia y me vienen las ganas de patalear, chillar y tirar de los pelos. Pero yo, sin embargo, sé que precisamente esas personas son las que menos merecen mi ira. Precisamente porque su opinión es la que menos me importa.

Hace tiempo me quejaba de sentirme bien solita, y ahora, si es que esa soledad sigue existiendo, me sirve, más que nada, para apreciar mejor en qué vale más la pena gastar mi tiempo y compañía.

Lo demás, se lo dejo a Cyrano.

2 comentarios:

lamotta dijo...

Buena peli, y unos diálogos geniales, supongo que por venir del teatro...
De vez en cuando Gerard Depardieu hace cosas interesantes.
Y oye, no te lo guardes eh? Tú despotrica a gusto, que si no no tiene tanta gracia :P
Muxutxus

Eowin14 dijo...

Esa película es una de mis favoritas desde pequeña... Y esa escena me encanta.

En este caso no creo que merezca la pena poner a parir a nadie... :)

Muás

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios