Las pequeñas cosas.

Normalmente cuando hablo de observar, de disfrutar las pequeñas cosas, lo hago como si tuviese que ser algo necesariamente positivo siempre. Pero, en realidad, no es así.

Que sepas disfrutar de las pequeñas cosas no quiere decir en absoluto que creas que todo es maravilloso. De hecho, a veces, los que tienen la capacidad especial de fijarse en las pequeñas cosas pasan por momentos en los que todo les parece terriblemente monótono, aburrido y simple. Incluso sucio. La vida se convierte en un caos donde lo complejo ahoga. Disfrutar de las pequeñas cosas es algo hermoso, pero no se puede compartir. Compartirlo con los demás lo convierte en algo sucio. La realidad está enfrentada con aquellos seres que se empeñan en ver más allá. Porque lo hacen siempre a su manera, sin someterse, sin terminar nunca de encajar con nada. Algunos los adoran, porque intuyen que hay algo mágico, algo especial en ellos y no son capaces de llegar al nucleo, a la razón esencial que les hace ser como son, y ver la vida como ellos la ven.

"Yo era sentimental respecto a muchas cosas: unos zapatos de mujer bajo la cama; unas horquillas olvidadas; la manera como decían "voy a hacer pipí..."; cintas de pelo; pasear por el bulevar con ellas a la una y media de la tarde, sólo dos personas caminando juntas; las largas noches bebiendo y fumando, hablando; las discusiones; los pensamientos de suicidio; comer juntos y sentirse bien; las bromas, la risa saliendo de ninguna parte; sentir milagros en el aire; estar juntos en un coche aparcado; comparar pasados amores a las tres de la madrugada; que te dijeran que roncabas, oírlas roncar; madres, hijas, hijos, gatos, perros; algunas veces la muerte y otras el divorcio, pero siempre yendo adelante, siguiendo a través; leyendo a solas un periódico y comiendo un triste sandwich sintiendo náuseas porque ella ahora estuviera casada con un dentista tartamudo; hipódromos, parques, picnics; incluso cárceles; sus estúpidos amigos, tus estúpidos amigos; tu bebida, sus bailes; tus flirteos, sus flirteos; sus píldoras, tus polvos con otras personas y ella haciendo lo mismo; dormir juntos..."

El que sabe ver las pequeñas cosas está continuamente enfrentándose con espejos.

5 comentarios:

Alumnosuc3m dijo...

tropico de cancer?o me estoy colando xD?

Manu

Eowin14 dijo...

Trópico de cáncer??? :SSS

¿A qué te refieres?

Alumnosuc3m dijo...

o mujeres de Buckowsky? al texto, me suena de haberlo leido en algún lado....

Eowin14 dijo...

Buckowsky, efectivamente... :)

Eowin14 dijo...

Sin "c", por cierto!

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios