Nada nuevo que aportar



El problema de quedarte sentado a observar el mundo, es que, de pronto, te das cuenta de que no hay nada nuevo, nada diferente en ti. No hay nada que no exista ya fuera del límite de mi cuerpo.

Todo lo que siento, todo lo que supe, lo que sé. Todo lo que llegaré a saber cuando sea un saco de piel arrugada...

serán conclusiones a las que llegó un tipo cualquiera años, siglos antes de mi existencia.

Ahora mismo no sé si eso me hace peor persona a mí, o en general a toda la humanidad.

1 comentarios:

lamotta dijo...

Lo que importa es cómo uses eso que eres. Supongo que eso diferencia a Hitler de Gandhi. Y de pronto un día va un tipo e inventa la penicilina(o la descubre) y otro la bomba H.
Por otro lado, siempre se cree todo sabido o descubierto hasta que algo nuevo se sabe o se descubre.
Y eso no creo que haga peor persona a nadie, simplemente se trata de una cuestión bastante lógica por razón de llevar siglos y milenios de existencia. No se puede ser original todo el rato.
Muxutxus

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios