Dejad de quererme.

Estoy cansada de tanta normalidad. Estoy cansada de que, cuando uno abandona esa asquerosa normalidad, todo el mundo te mire mal. Estoy cansada de que me importe. Quisiera dejar de pensar en qué es lo que esperan de mí y hacer lo que me apetece. Quiero ser sincera.

De hecho, voy a ser sincera. A partir de las 24 horas de esta noche, hasta las 24 horas de mañana, diré únicamente la verdad. Sin tapujos. Sin medias tintas. Sin tonterías...

¿Sobreviviré?

1 comentarios:

lamotta dijo...

Dependerá, supongo, de lo que entiendas por ser sincera. Una vez le dije a un chico que se estaba quedando calvo sin que me lo preguntase. Fui sincero, claro, pero...bueno, un buen tío ayer me dijo que hay una gran diferencia entre ser sincero y hablar cuando no se debe. Supongo que dependerá de ello que acabes el día bien o no...
Por otro lado...¿sólo un día? Bueno, por algo se empieza. Otros ni eso.
Besos

Sueño a todas horas...

Archivo del blog

Blogs que sigo

Últimos comentarios